La Inglaterra Isabelina

Compartelo con tus amistades

LA INGLATERRA ISABELINA

A LA MUERTE EN EL AÑO I 5 5 8 DE SU predecesora María I, apodada la Sanguinaria por la violencia de su represión a la Iglesia anglicana, subió al trono Isabel I. La nueva reina había sido declarada hija ilegítima de Ana Bolena, esposa de Enrique VIII, cuando contaba solo tres años, y su madre había sido ejecutada bajo acusación de adulterio, incesto y traición. Sin embargo, la muerte sin herederos de María I propició que se la coronara.
La llegada de Isabel I al trono abrió de nuevo las puertas de la corte al anglicanismo. La reina se enfrentó al Imperio español a causa del ataque de Felipe II contra la flota inglesa, lo que explica en parte el apoyo de la corona inglesa a la causa protestante. Isabel mandó capturar la flota de Indias en 1569, a la vez que reprimía rebeliones católicas en su propio territorio. Por todo ello, la reina fue excomulgada por una bula papal en 1570, lo que no hizo sino alimentar el fuego del conflicto religioso.

Una de las consecuencias de este enfrentamiento fue sin duda la redacción de los Treinta y Nueve Artículos que la reina estableció como el cimiento doctrinal de la nueva Iglesia de Inglaterra y que fueron aprobados mediante un acta del parlamento en 1571. Redactados con base en la obra del arzobispo calvinista de Canterbury, Thomas Cranmer (1533-1556), los artículos bebían de las fuentes del latitudinarismo (doctrina queInterpreta de forma laxa los preceptos de la religión católica), aunque no pretendían suministrar una definición dogmática de la fe. Según este texto, la liturgia y la jerarquía continuarían cercanos al catolicismo (aunque sin el uso del latín, el culto a las imágenes y el celibato de los sacerdotes), pero el dogma era calvinista.
Procesión de Isabel I de Inglaterra y de los caballeros de su reino, obra del siglo xv atribuida a Robert Peake el Viejo.
La etapa isabelina, de más de 44 años, el quinto reinado más duradero de la historia inglesa, trajo consigo la prosperidad. El país se convirtió en una destacada potencia en el escenario económico europeo occidental: se desarrollaron e impulsaron las actividades artesanales y las manufacturas, y su crecimiento sentó las bases para el posterior desarrollo de una potente industria del vidrio, la cerámica y la seda. Se mejoraron y desarrollaron sobremanera las flotas comercial y militar inglesas, de la que surgieron figuras como el pirata Francis Drake.
Asimismo, se fundó en honor de la Reina Virgen, como se apodaba a Isabel I, una colonia en América del Norte, Virginia, y se creó en 1600 la Compañía Británica de las Indias Orientales. Londres vio aumentar su población de los 90.000 habitantes de 1560 a los más de 150.000 a finales el reinado de Isabel I (1603). Además de en gran plaza comercial con bolsa (la Royal Exchange creada en 1570) y un puerto comparable al de Amberes, la ciudad se convirtió en capital política, intelectual y cultural, donde destacaban nombres como el de William Shakespeare.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com