Homero, La Iliada y La Odisea

Compartelo con tus amistades

Homero, La Iliada y La Odisea.

Resultado de imagen para homero y la odisea

CONSIDERADO EL MAYOR POETA épico griego, Homero es, según la tradición, autor de la Ilíada y de la Odisea. Pero todo lo que se sabe de él está envuelto en un halo de leyenda. Parece que Homero no era su nombre auténtico sino su apodo, que podría tener su origen en “el que no ve” —la leyenda nos lo describe como un hombre ciego-, o en “rehén” —se cree que los aedos, poetas itinerantes, descendían de antiguos prisioneros—.

Al menos siete ciudades se disputan el honor de haber sido su lugar de nacimiento, y la datación de su vida y obra es controvertida, pues oscila en los cinco siglos que van desde la guerra de Troya hasta el siglo vil a.C., si bien se acepta mediados del siglo vin a.C. como período más probable.

Además, desde el punto de vista literario, la “cuestión homérica” ha sido (y es) objeto de un largo debate en el que han participado filólogos y especialistas en griego arcaico.

Hay quienes defienden la existencia de un único autor para las dos obras, mientras que otros aseguran la presencia de una pluralidad de autores. Incluso hay quien niega la existencia histórica de Homero, que no habría sido otra cosa que un símbolo de la poesía griega de la edad heroica.

Por último, la corriente que quizá predomina a día de hoy no niega la existencia de diversos cantos primitivos, pero al mismo tiempo defiende la unidad de los dos poemas escritos, que habrían sido recogidos y ordenados por un único autor.

La Odisea

Sea como fuere, es el contenido de los textos el que configura en gran medida la identidad y la sociedad griegas. Y es que las ideas y tradiciones políticas de los aristócratas, así como sus códigos de conducta, tienen origen en los valores que transmiten estas dos grandes epopeyas. Y a pesar de que en ellas se retratan modelos propios de épocas pasadas, se erigen como auténticos textos fundacionales para la vida de las poleis.

En el caso de la Ilíada, que relata el sitio y la conquista de Troya por parte de los griegos, se refleja el exigente código de valores que deben seguir los aristócratas. El héroe Aquiles es el exponente: se le considera el mejor de los griegos porque es “decidor de discursos y hacedor de obras” sin igual.

Ello lo acerca a la excelencia, la mayor de las virtudes, también llamada areté. Este es un concepto tan crucial como controvertido de la Grecia Antigua: define todas las virtudes que hacen que algo sea lo mejor de su clase. En el caso del guerrero, no solo el valor y la destreza en la lucha, sino también la conjunción de palabras y actos.

En cambio, en la Odisea, que narra los diez años que dura el viaje de regreso de Ulises desde Troya hasta su hogar en Itaca, se hallan los valores que definen a la mujer aristócrata. Para Penélope, esposa del héroe, la areté consiste en mantener sus propiedades gracias a su inteligencia, belleza, estatus social y gran fidelidad marital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com