Depósito del compresor

Compartelo con tus amistades

Depósito del compresor

Resultado de imagen para Depósito del compresor

En las instalaciones centralizadas, el gasto de aire comprimido se realiza en varios puntos y, por lo general, de forma intermitente y no uniforme, dependiendo de las necesidades de utilización. Sucede que en un determinado momento se solicite una gran cantidad de aire comprimido a la presión normal de distribución. Naturalmente sería necesario poner en marcha el compresor y esperar a que la red de distribución esté completamente a presión. Para evitar este inconveniente se instala un depósito a la salida del compresor, que debe estar dimensionado de acuerdo con el máximo caudal instantáneo de la instalación.

Los depósitos pueden montarse vertical u horizontalmente. Para ser instalados, deben estar provisto de:

  • Manómetros.
  • Válvulas de seguridad.
  • Grifo de purga (para evacuar el agua acumulada).
  • Puerta de registro.
  • Placa de características.

Los depósitos son de chapa de acero. Pueden situarse en puntos alejados si las circunstancias así lo aconsejan. Se instalan al descubierto para facilitar el enfriamiento del aire antes de su paso a las tuberías de distribución. El depósito más perfecto y mejor situado es el que enfría el aire a la temperatura ambiente.

Ventajas

  • Reducen los efectos de pulsación en los compresores de émbolos, con lo que se regulariza el trabajo de las máquinas accionadas con aire comprimido.
  • Siendo de la capacidad adecuada, atiende con rapidez a las demandas extraordinarias de aire que suelen hacerse momentáneamente.
  • Proporcionan al aire comprimido la oportunidad de tranquilizarse para que el agua, polvo y aceite puedan separarse.
  • Enfrían el aire antes de que pase a las tuberías, condensándose en ellas la mayor parte de la humedad.
  • Permite que los motores de arrastre de los compresores trabajen de forma intermitente, ahorrando por tanto energía y alargando sus horas de funcionamiento.

Tratamiento del aire comprimido

Deben eliminarse todas las impurezas del aire, ya sea antes de su introducción en la red distribuidora o antes de su utilización. Las impurezas que contiene el aire comprimido pueden ser:

  • Sólidas. Polvo atmosférico y partículas del interior de la instalación.
  • Líquidas. Agua y niebla de aceite.
  • Caseosas. Vapor de agua y vapor de aceite.

Inconvenientes que provocan estas impurezas

  • Sólidas
  • Desgaste y abrasiones.
  • Obstrucción en las conducciones finas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *