¿Cómo ayudar para que tu niño coma toda su comida?

Compartelo con tus amistades

¿Cómo ayudar para que tu niño coma toda su comida?

Resultado de imagen para niño rechazando la comida

Son muchos los hogares que sufren porque los infantes sufren porque la comida no es precisamente lo que más le agrada, ya que ellos siempre esperan algo dulce o algo que resulte agradable al paladar. Es posible que se mal acostumbren a comer siempre lo que ellos desean y la madre no pueda darle algo nutritivo porque los rechaza.

Consejo para ayudar a los infantes.

Si bien es cierto los niños tienden a no terminar su comida ya sea del desayuno, almuerzo o cena, sin embargo, las madres siempre nos estamos preocupando, lo que yo aconsejo es hacer que sus comidas sean más divertidas y a la vez nutritivas. Primero antes de comer debemos comentarle que es lo que se servirán y sobre todo que si hay algún alimento que al infante no le guste pues tomar medidas para que no lo sienta o no se dé cuenta y también siempre acompañarlo de algún alimento que le guste mucho.

Por ejemplo si es una crema normalmente a los niños no les gusta sentir la cebolla entonces buscaremos la manera de hacerlo más factible que lo ingiera, para eso vamos a licuar y a la vez acompañarla con canguil o queso, depende mucho el gusto del niño.

Otro ejemplo seria con el pescado, a los niños es complicado darles este alimento entonces debemos saber que el pescado lo podemos preparar de diferentes maneras, normalmente los niños lo prefieren con una salsa agridulce y lo podemos acompañar con verduras, estas las podemos hacer también siempre acompañadas de alguna salsa de su gusto, siempre buscando la manera que el más pequeño de la casa, termine de comer.

Buscar estrategias que ayuden a los pequeñuelos.

Así podemos buscar varias recetas e intentar por diferentes medios averiguar cómo preparar los alimentos para que tus hijos se sienta a gusto y sobre todo que su hora de la comida no sea una tortura para ellos, debemos tener en cuenta mucho eso, ya que actualmente se debe tener mucho cuidado con los pequeños porque empiezan con los desórdenes alimenticios que pueden provocar bulimia, anorexia, anemia, entre otros problemas de salud.

Hay que enfatizar que por el mero de hecho de no gustarle el sabor de la comida, vomitan lo que se les coloca en la boca, además, esto puede volver una costumbre y posteriormente una desastrosa enfermedad.

No es muy aconsejable obligar a comer a un niño algo que realmente su estómago no lo tolera, porque si bien es cierto se terminara su comida pero no será un niño feliz al comerla y quizá después la devuelva todo y no estaría teniendo una buena alimentación.

Buscar ayuda profesional si es necesario.

También le recomendamos llevar al pediatra para que pueda hacer un análisis de su estado y no entorpecer su desarrollo. Recuerde también que no se debe siempre cumplir los caprichos, pero considere que algunas cosas se las puede conseguir de manera fácil sin necesidad de ir a las nalgadas u otra clase de golpes.

¿Te ha gustado este tema? Pues sea que estés de acuerdo o no, nos encantaría que dejes tu criterio abajo en los comentarios, y de alguna manera compartas con tus contactos para que se beneficien de lo que hoy hemos tratado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *